Conoce la historia del casco de bombero

Conoce la historia del casco de bombero

El bombero es aquella persona que brinda sin mayor esfuerzo una mano amiga a aquellos que la necesitan en esas situaciones de riesgo, como incendios, derrumbes, terremotos, tsunamis, entre otros desastres que puedan presentarse lo que como ellos conocen son situaciones que pueden cambiar en cuestiones de minutos y en donde deben actuar rápido ya que su vida depende de ello.

Es por eso que la función del bombero no es igualada con cualquier otra profesión puesto que en esta ellos arriesgan su vida misma para salvar la de otros, quienes no solo tienen conocimientos médicos sino tácticos para poder asistir a las personas en momento de extrema urgencia.

De tal manera, que se cree que cada bombero tiene una conexión especial con su casco, ya que este no solo lo protege de la muerte sino que además es su herramienta más fiel para poder llevar a cabo su trabajo.

Cada casco es personal y personalizado, cada casco es testigo de la historia profesional de cada bombero.


La variedad de cascos es increíble y según su origen es completamente diferente al otro. Hay excelentes cascos en el mercado y estos dan un increíble margen de seguridad a los primeros respondientes.

 Uno podría decir que le gustan más los Americanos pero quien negaría que los Europeos son fantásticos o quien podría decir que el Gallet Francés es uno de los mejores cascos jamás creados.

Así mismo los cascos artesanales son hechos a pedido en cuero y no solo son el sueño de cada Bombero sino que absorben el olor y se queman con cada incendio al que su propietario asiste.

Es por ello que muchos bomberos en su tiempo libre suelen hasta desmontarlos completamente y restaurar, pulir y limpiar su casco completamente, muchas veces dejándolo como nuevo.

Muchos le agregan piezas al mismo para hacerlo más operativo. Todos saben que es el casco de la Institución, pero la Institución también sabe que ese es el casco de ese Bombero y que refleja su trabajo diario y su abnegación en el servicio.

Muchos cascos salvan la vida de su dueño resistiendo el impacto de alguna viga o teja, entonces el afecto a este accesorio del equipo estructural es inconmensurable llegando muchos a pactar su compra antes de irse de la Institución.

 Se cree que su creación fue hecha en 1836 en los Estados Unidos, el casco de bomberos ha sufrido muchos cambios para incorporar componentes de seguridad. También se han desarrollado cambios para la identificación de las unidades a través de la utilización de placas en el casco de bombero. Una placa en el casco de bombero es un elemento grande como insignia que identifica a la unidad a la que pertenece un bombero.

Poco después del desarrollo del primer casco, dos hermanos de apellido Cairns vieron la necesidad de identificar los cascos. Los hermanos Cairns trabajaban en el negocio de placas de metal, insignias y botones en Nueva York. Ellos desarrollaron una pieza de identificación delantera y un soporte para los cascos de bomberos.

Los hermanos colaboraron con Gratacap en la fabricación de cascos de cuero duradero con piezas delanteras de insignias de identificación. Esta colaboración continuó hasta la década de 1850, cuando se retiró Gratacap.  La década de 1920 fue un tiempo de desarrollo para los cascos de bombero y para sus fachadas, cuando el aluminio fue introducido como el componente principal del casco.

Además si de protección se trata tenemos el Sombrero de huaso un tejido artesanal que está cargado de historia.

Share