Conoce el diseño del casco espacial o de astronauta

Conoce el diseño del casco espacial o de astronauta

Como hemos soñado muchas veces, el traje de astronauta no está lejos de ser un sueño hecho realidad que de seguro muchos quisieran conocer y poder contar pero lo real es que lo más llamativo de él y su mayor atributo es el casco.

Un traje espacial y su elaboración van mucho más allá de la comprensión del hombre puesto que se compone de conjunto de prendas que unidas forman un engranaje apto para poder sobrevivir en el espacio exterior en donde no existe el oxígeno.

Este modelo de traje está capacitado para aportar además de una forma de vida poder brindar movilidad como si estuviese la personas en la tierra, recordemos que en el espacio exterior existen diferentes tipos de complicaciones que vienen dadas por la gravedad y de la que los astronautas así como el personal técnico están al tanto.

Los trajes espaciales ayudan a los astronautas de diferentes modos: los astronautas que realizan paseos espaciales enfrentan diferentes temperaturas. En la órbita de la Tierra, la temperatura puede llegar a menos 250 grados Fahrenheit y, bajo la luz del sol, la temperatura puede llegar a 250 grados.

De tal forma, que tanto el casco como el traje espacial protege a los astronautas de ambas temperaturas extremas, haciendo así una forma correcta de poder utilizar este traje cuando existe una fuerte presencia de rayos solares.

Los trajes espaciales ofrecen a los astronautas oxígeno para la respiración en el vacío del espacio. El traje trae agua para beber durante los paseos espaciales y evita que los astronautas se lastimen con pequeñas piezas de polvo espacial.

Tanto el casco como el traje espacial también protegen a los astronautas de la radiación en el espacio. Los trajes tienen hasta visores para proteger los ojos de los astronautas de la luz solar intensa.

El traje espacial consta de varias partes: el torso superior rígido cubre el pecho del astronauta. El montaje para los brazos cubre los brazos y se conecta con los guantes. El casco y el visor extravehicular protegen la cabeza del astronauta y, a la vez, le permiten ver tanto como sea posible.

La parte del torso inferior cubre las piernas y los pies del astronauta. Las partes flexibles del traje están hechas de varias capas de material. Las capas cumplen diferentes funciones, desde mantener el oxígeno dentro del traje hasta proteger del impacto del polvo espacial.

Además, sujeto a la espalda del traje, encontramos un dispositivo llamado Auxilio Simplificado para Rescate en actividades extravehiculares o SAFER, por sus siglas en inglés. SAFER cuenta con varios inyectores de propulsión pequeños. Si un astronauta se separa de la estación espacial, puede usar el SAFER para volver.

Los primeros trajes espaciales de la NASA fueron desarrollados para el programa Mercury, el primer programa en el que los astronautas de la NASA volaron al espacio. Estos sencillos trajes se basaron en los trajes de presión que usaban los pilotos de la marina norteamericana. Los astronautas no hacían paseos espaciales en ese entonces, por lo que resultaba una tarea complicada pero que con el tiempo se fue mejorando, como describimos anteriormente. También puedes ver el Casco astronauta: una historia para no terminar.

Share