Descubre la importancia del gorro misionero y su uso en la actualidad

Descubre la importancia del gorro misionero y su uso en la actualidad

Los gorros estilo misioneros forman parte de una prenda específica que ha pasado de generación en generación sien esta una de las piezas de uso militar o accesorios de aquellos que cumplían una función militar o de seguridad.

La indumentaria misionera tiene su recuento en la historia y esta comienza con el primer gorro de borla o “gorro de cuartel” el cual fue utilizado por el ejército en diferentes ocasiones sobre todo en los momentos de guerra para cubrir la cabeza de los hombres que se encontraban en un inclemente sol.

Para estos tiempos la tela que cubría la parte lateral del sombrero se veía agregada en un principio, una especie de quitar y poner, sin embargo, un tiempo después su uso paso de los tiempos de guerra a otra época o tiempo.

Esta prenda era utilizada en la cabeza de forma diaria y por la fue conocida con muchos nombres llamada en un comienzo la “teresiana” que fue sustituida por la gorra de plato en 1908, utilizada en su mayoría por la legión española.

Se cree además que este tipo de sombrero fue utilizado en otros momentos de la historia como método de recubrimiento para los militares es por ello que tuvo un giro inesperado en donde una avalancha de aspirantes fue tal que dejó al tercio sin prendas de vestuario por lo que hubo que usar el famoso gorro de “legionario” como prenda de cabeza.

Pero su uso duro muy poco ya que el 4 de Septiembre de 1920 se estableció el uniforme de La “Práctico, cómodo, vistoso y económico”, decía su reglamentación. En cuanto a la prenda de cabeza se adoptó el gorro isabelino, algo más alto.

Este accesorio o herramienta de trabajo tiene un especial atractivo, es gracioso y muy marcial. Es el clásico y castizo que usaron los militares españoles en años. Es, desde luego, infinitamente más estético que los bonetes circulares. Es el que caracteriza a los legionarios.

El gorrillo, junto a la camisa, han sido desde entonces las prendas que más identifican a los legionarios. El gorrillo,  siempre ha estado unido a la querida imagen del legionario. Su principal característica quizás sea la borla a la que también se llama “madroño”.

A pesar de los numerosos cambios en la uniformidad del Ejército, el gorro misionero siempre permaneció como prenda de cabeza muy llamativa. Al finalizar la guerra civil se inició el estudio de un nuevo reglamento de uniformidad en el Ejército.

Es por ello que se temió que desapareciesen sus prendas más características y queridas, el gorrillo y la camisa. Los Coroneles de los Tercios, preocupados, escribieron a Millán Astray para que intercediese con el Ministro del Ejército.

El gorro es el clásico y castizo que usaron los militares españoles luego de algunos años. Tiene un especial atractivo, es gracioso, airoso y muy marcial. Es, desde luego, infinitamente másestético que los botones circulares: Es el que caracteriza a los Legionarios.

Este gorro redondo fue el primero adoptado tanto para la indumentaria del ejercito como para el uso común que se le atribuye hoy en día de manera tal que también puede ser visto por arqueólogos y personas influyentes del mundo del descubrimiento.

Share

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *